Cómo Empezar Bien El Año Escolar: Parte III

Posted · Add Comment
empezar bien el año escolar

¿Cómo empezar bien el año escolar? En el artículo anterior, desarrollamos la idea de cómo construir una visión a futuro para tus hijos, tu familia y así lograr todo lo que se propongan. Hablaremos sobre eso en este post y voy a hablar de las cosas que debemos hacer como padres una vez que el año escolar ya comenzó.

Para los padres también es difícil

Hay muchos padres que no se sienten motivados al pensar en el comienzo del año escolar. No les agrada imaginarse que tendrán que estar nuevamente en un grupo de padres de Whatsapp, con papás preguntando si los niños tienen tareas o deben llevar algo a la escuela. A la mayoría de los padres no les interesa revisar la tarea de sus hijos y no quieren ni pensar en volver a estudiar junto a ellos. Esto no es bueno si quieres empezar bien el año escolar. La realidad es que todas estas cosas, que a muchos padres les desagradan, son un “mal necesario” para que a los niños les vaya bien en el colegio. Si tú como padre mantienes tu mente y tu ser enfocados en las metas de las que hablamos anteriormente, tú y tu familia podrán lograr los objetivos.

Empezar bien el año escolar

Primero, como padres debemos ser conscientes de lo que sucede; debemos plantear las metas y lograr conquistarlas, pero no todo termina ahí. Por eso debemos proponernos actividades para empezar el año escolar de la mejor manera posible.

Actividades para empezar el año escolar

Revisar la mochila: es interesante y sorprendente llegar al colegio y escuchar que los demás papás no han revisado la mochila de los niños, desconociendo así lo que sucede en el colegio y ésto pasa también en los grupos de Whatsapp: los padres preguntando qué tarea tienen los hijos. Son obviamente padres que no se toman el tiempo correspondiente para revisar la mochila y la libreta de los niños.

Es muy importante entonces, que como padres nos propongamos que una de las actividades para empezar el año escolar sea crear el hábito de llevar un control sobre la mochila, las tareas y la libreta de nuestros hijos. Debemos tener en cuenta algo importante con este control y es que no podremos hacerlo siempre. Pasará el tiempo y los niños crecerán, tendrán más necesidad de intimidad y deberemos respetarla. Pero mientras sean pequeños, debemos asumir la responsabilidad como padres de revisar la mochila y la libreta.

Promover el diálogo: una de las actividades para empezar bien el año escolar es el diálogo. Como padres tenemos la obligación de saber qué sucede con nuestros niños en todos los aspectos, no sólo en el estudio o la performance escolar, por eso hay que practicar el diálogo siendo comprensivos y escuchando activamente. Hay niños en los que se puede notar lo que les sucede a través de su comportamiento, otros niños cuentan lo que pasa sin que se les pregunte. Pero también hay niños que no tienen la capacidad de contar lo que les sucede o que están transitando un momento de angustia que les impide hablar de lo que les pasa. Por eso, como padres debemos hacer preguntas. Estos datos te darán un panorama claro de cómo se siente ese niño en la escuela. Hay que saber leer las señales de lo que sucede, hay niños que no son capaces de contar lo que los angustia de manera inmediata.

Como madre siempre estoy muy atenta a las señales que pueden darme mis hijos sobre el maltrato hacia ellos u otros compañeros. Debemos cuidar a los niños del bullying, es muy importante este punto; porque si los niños no se encuentran en un lugar que les genere seguridad, el aprendizaje adecuado no será posible. Por éso debemos estar atentos a las señales que nos indican si el niño se siente cómodo o no en el colegio, con los otros niños y con los profesores. Para poder empezar bien el año escolar, es necesario fomentar el diálogo.

Otra forma de tener un mejor conocimiento de lo que sucede en la escuela, es concurrir a las reuniones de padres. Debo confesar que a mí no me gustan mucho estas reuniones. No es nada agradable tener que escuchar las quejas de los demás papás, pero es muy importante ir, relacionarse con los maestros y con los padres de los amigos de tus hijos. Te sorprenderá enterarte de lo que les cuentan los amigos de tus hijos a sus padres, muchas veces son cosas que tal vez tus hijos nunca hablarán contigo.

Prevenir es mejor que curar

Si detectamos algún problema, debemos ver en dónde realizar el ajuste necesario para solucionarlo. Por ejemplo, si a tu hijo le está yendo mal en la escuela o te manifiesta que no le gusta su profesora, como padres debemos indagar y verificar si el problema es el niño o la profesora, sin caer en la facilidad de culpar siempre a los demás. Por lo general, el problema no viene de parte de los educadores, ya que ellos tienen como propósito cuidar y ayudar a tu hijo. En cada problema es importante hacer el ajuste necesario para cumplir las metas de este año.

Para poder empezar bien el año escolar, puedes prevenir malos momentos haciendo una lista con los posibles problemas que puedan surgir. Luego,  revisa cada ítem y verifica si es necesario o no hacer algo al respecto antes de que suceda. Piensa en lo que ocurriría con tu plan de metas si sucede algún problema de imprevisto: no te será posible empezar bien el año escolar.

Como padres tenemos la obligación de ayudar a nuestros hijos, de motivarlos para que mejoren en los aspectos que más les generan dificultades o desagrado. No se debe esperar a que el problema crezca. Siempre es mejor prevenir que curar con respecto a las dificultades que causan inconvenientes, siempre intentando saber el motivo para encontrar la solución correspondiente.

Si a tus niños no les gusta el inglés, hay que ver por qué no les gusta.

A veces hace falta un poco de motivación, cambiar de ambiente, de método. Incentivar que le guste el inglés, ya que si no le gusta, es difícil que pueda aprenderlo bien. Por lo general los profesores de inglés de los colegios no son muy buenos. Tal vez funcione mejor un curso extra escolar o un profesor que vaya a tu propia casa, donde tu hijo se sentirá más cómodo y seguro. Nunca es tarde, siempre se puede mejorar. En relación con las clases de inglés, hay padres que en junio me dicen que no saben qué hacer con sus hijos, que no les gusta el inglés y que están muy atrasados en la escuela. Entonces me piden que les enseñe a sus hijos en ese mismo momento.

Llegando julio es más difícil ayudarlos, pero no es imposible, sólo va a demorar más tiempo. Por eso quiero motivarte a que seas previsor y te adelantes con soluciones.

Empieza la prevención ahora

 

Lee Cómo Empezar Bien El Año Escolar: Parte I

Cómo Empezar Bien El Año Escolar: Parte II

Contáctanos ahora para recibir una clase de prueba completamente gratis. Llena este formulario:

Nombre
Email
Teléfono
Comuna
Edad hijo/a
Comentarios

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *